El síndrome del Yacente o del Fantasma

En la transmisión de memorias y programas inconscientes, muchas veces se aparece lo que llamamos fantasmas. Y no son los muertos los que vienen a obsesionarnos, sino las lagunas dejadas en los descendientes del árbol genealógico por el secreto guardado y que se van a manifestar en el inconsciente de la persona que lo vive en forma de síntoma inconsciente.

Con esto te quiero decir que tu herencia no solo es biológica, sino también cultural e histórica.

Esta afirmación tiene sus orígenes en los finales del siglo pasado y fue escrita por Abraham M. y Maria Torok, en una publicación titulada “Flammarion” Paris, 1987. En ella afirman que la única realidad que existe para la persona que encarna el secreto es la que vive.

Entre estas trasmisiones inconscientes, el síndrome del fantasma o síndrome del yacente ocurre como consecuencia de una muerte repentina que se vive dolorosamente y que genera culpa, vergüenza o rencor en quien la vive y que muchas veces se trata de ocultar o negar por ser traumática para la familia. Por ejemplo, un homicidio, muerte de un recién nacido del que pocos supieron, un trágico accidente. Es importante que sepas que un aborto también es una muerte.

Al ser un hecho muy pero muy difícil de aceptar, se crea un silencio sobre lo ocurrido, negando así el duelo. Incluso a veces la forma en que ocurrió la muerte en sí se convierte en un secreto dentro de familia.

Entonces tenemos dos puntos importantes: Una muerte que se guarda en secreto y un duelo que no se ha terminado

Lo que ocurre entonces es que cuanto tú naces y entras dentro de las relaciones psicobiológicas del duelo y el secreto guardados por tu familia, heredas el conflicto emocional inconsciente creado a partir del secreto por la persona fallecida. Entonces tú puedes heredar conflictos, miedos, adicciones, enfermedades y/o trastornos, ya sea de índole físico, conductual o emocional. Es como si hubiese un cuerpo, que hereda una dualidad de ser él y no ser él, pues la relación se establece a partir de la persona que falleció:  Como si fuera un cuerpo en el cual la mente siempre tiene que tomar dos decisiones o dos caminos distintos: uno por la persona fallecida y otro por quien realmente eres tú.

Algunos síntomas del síndrome de yacente son:

  • Tristeza profunda. Suelen ser personas que «nacen tristes».
  • Sentimiento de no merecer placer.
  • Sentimiento de «no vivo mi vida», «somos dos». Suele haber una división importante dentro de la persona, a veces, incluso tener gustos totalmente opuestos.
  • La forma de dormir: suele ser muy tensa y tiesa, con los brazos cruzados, o manos unidas encima del vientre o el pecho (tal y como se les coloca a los muertos).
  • Suelen ser personas que visten mucho de negro (a veces también blanco, pero por lo general no usan colores «Alegres».)
  • De algún modo se sienten conectados a la muerte, a veces por el tipo de música que escuchan, por la forma de vestir, etc.
  • Siempre compran en pares las cosas

No quiere decir, por ejemplo, que porque alguien vista de negro tiene que padecer síndrome del fantasma. Sin embargo, cuando coinciden varias de estas características en una persona, es muy probable que sí lo tenga.

Lo ideal es que pidas consulta para con Biodescodificación y trabajes el tema que en ocasiones, basta con tomar conciencia y soltar el secreto y cerrar el duelo, o bien te comparto nuestro teléfono para whatsapp 55 8615 4039  o al correo  hola@sersolaci.com.mx

Share With Your Friends

Comments

X